Semillas de Dios.

martes, 26 de agosto de 2014

LECTURAS MIÉRCOLES XXI DEL T.O. 27 DE AGOSTO SANTA MÓNICA.Madre de San Agustín. Escribas y fariseos hipócritas, por fuera parecen justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y maldad.

LECTURAS  MIÉRCOLES XXI DEL T. O.

27 DE AGOSTO.

SANTA MÓNICA( Madre de San Agustín) 


Por fuera parecen justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.

 




 



ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Pr 14, 1-2)



Ésta es la mujer sabia, que edificó su casa, y caminó en santo temor de Dios por el sendero recto.



ORACIÓN COLECTA



Dios nuestro, consuelo de los afligidos, que acogiste misericordiosamente las piadosas lágrimas de santa Mónica por la conversión de su hijo Agustín.
 
Concédenos, por la intercesión de ambos, arrepentirnos sinceramente de nuestros pecados y alcanzar la gracia de tu perdón.
 
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.



LITURGIA DE LA PALABRA



El que no quiera trabajar, que no coma.
 




De la segunda carta del apóstol san Pablo a los tesalonicenses: 3, 6-10. 16-18




Hermanos:
 
Les mando, en nombre del Señor Jesucristo, que se aparten de todo hermano que viva ociosamente y no según la enseñanza que de mí recibieron.
 
Ya saben cómo deben vivir para imitar mi ejemplo, puesto que, cuando estuve entre ustedes, supe ganarme la vida y no dependí de nadie para comer.
 
Antes bien, de día y de noche trabajé hasta agotarme para no serles gravoso.
 
 Y no porque no tuviera yo derecho a pedirles el sustento, sino para darles un ejemplo que imitar.
 
 Así, cuando estaba entre ustedes, les decía una y otra vez:
 
 "El que no quiera trabajar, que no coma".

 
 
Que el Señor de la paz les conceda su paz siempre y en todo.
 
Que el Señor esté con todos ustedes.
 
Este saludo es de mi puño y letra.
 
Así firmo yo, Pablo, en todas mis cartas; ésta es mi letra.
 
Que la gracia de nuestro Señor Jesucristo esté con todos ustedes.

Palabra de Dios.


Te alabamos, Señor.


 

 
 
Del salmo 127
 




R/. Dichoso el que teme al Señor.

 

Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos: comerá del fruto de su trabajo, será dichoso, le irá bien. R/.
 
Ésta es la bendición del hombre que teme al Señor: "Que el Señor te bendiga desde Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida". R/.


 



ACLAMACIÓN (1 Jn 2, 5)
 

 

R/. Aleluya, aleluya.

 

En aquel que cumple la palabra de Cristo, el amor de Dios ha llegado a su plenitud. R/.


Ustedes son hijos de los asesinos de los profetas.
 




Del santo Evangelio según san Mateo: 23, 27-32




En aquel tiempo, Jesús dijo a los escribas y fariseos:
 
"¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque son semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera parecen hermosos, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre!
 
Así también ustedes:
 
Por fuera parecen justos, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.

 

¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque les construyen sepulcros a los profetas y adornan las tumbas de los justos, y dicen:
 
‘Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, nosotros no habríamos sido cómplices de ellos en el asesinato de los profetas’!
 
Con esto ustedes están reconociendo que son hijos de los asesinos de los profetas.
 
 ¡Terminen, pues, de hacer lo que sus padres comenzaron!".

Palabra del Señor.


Gloria a ti, Señor Jesús.




 


ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
 
Mira las ofrendas de tu pueblo, Señor, y concédenos que, al ofrecerlas con fervor en honor de santa Mónica, recibamos la ayuda necesaria para la salvación.

Por Jesucristo, nuestro Señor.


 

 
 

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 12, 50)



Todo el que cumple la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre, dice el Señor.



ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



Dios nuestro, saciados con los dones que acabamos de recibir en esta festividad de santa Mónica, concédenos quedar purificados por su eficacia y fortalecidos por su auxilio.
 
Por Jesucristo, nuestro Señor.
 
AMÉN.
 
 

No hay comentarios: