Semillas de Dios.

lunes, 22 de septiembre de 2014

LECTURAS DEL MARTES XXV DEL T. O. 23 DE SEPTIEMBRE SAN PÍO DE PIETRELCINA (BLANCO).Tras los ojos altaneros hay un corazón arrogante; la maldad del pecador brilla en su mirada.


"Tu madre y tus hermanos están allá afuera y quieren verte".

 
 




RESPUESTAS DE FE S.D.A. 





 

SAN PÍO DE PIETRELCINA




ANTÍFONA DE ENTRADA (Cfr. Si 45, 20)



El Señor lo eligió para ser su sacerdote, a fin de que le ofrezca un sacrificio de alabanza.



ORACIÓN COLECTA



Dios todopoderoso y eterno, que concediste a san Pío de Pietrelcina, presbítero, la gracia singular de participar de la cruz de tu Hijo, y renovaste, por su ministerio, las maravillas de tu misericordia, concédenos, por su intercesión, que, asociados siempre a los sufrimientos de Cristo, lleguemos felizmente a la gloria de la resurrección. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos.



LITURGIA DE LA PALABRA



Diversas sentencias del libro de los Proverbios.



Del libro de los Proverbios: 21, 1-6. 10-13
 


 
 





Como agua de riego es el corazón del rey en manos del Señor:
 
Él lo dirige a donde quiere.
 
Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.
 

 
 
Proceder con rectitud y con justicia es más grato al Señor que los sacrificios.
 
Tras los ojos altaneros hay un corazón arrogante; la maldad del pecador brilla en su mirada.
 
 
Los proyectos del diligente conducen a la abundancia, en cambio el perezoso no sale de la pobreza.
 
Los tesoros ganados con mentira se deshacen como el humo y llevan a la muerte.
 
El malvado busca siempre el mal y nunca se apiada de su prójimo.
 
Cuando se castiga al arrogante, el sencillo aprende; cuando se amonesta al sabio, crece su ciencia.
 
El Señor observa el proceder de los malvados y acaba por precipitarlos en la desgracia.
 
 
Quien cierra los oídos a las súplicas del pobre clamará también, pero nadie le responderá.
 
Palabra de Dios. 
 
 Te alabamos, Señor.
 
Del salmo 118
 
 
 




R/. Enséñame, Señor, a cumplir tu voluntad.
 
 
Dichoso el hombre de conducta intachable, que cumple la ley del Señor. Dame nueva luz para conocer tu ley y para meditar las maravillas de tu amor. R/.
 
He escogido el camino de la lealtad a tu voluntad y a tus mandamientos. Enséñame a cumplir tu voluntad y a guardarla de todo corazón. R/.
 
Guíame por la senda de tu ley, que es lo que quiero. Cumpliré tu voluntad sin cesar y para siempre. R/.







ACLAMACIÓN (Lc 11, 28)


 
 


R/. Aleluya, aleluya.

 

Dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica, dice el Señor. R/.






Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica.



Del santo Evangelio según san Lucas: 8, 19-21



 
 
 
En aquel tiempo, fueron a ver a Jesús su madre y sus parientes, pero no podían llegar hasta donde Él estaba porque había mucha gente.
 
 
 
 Entonces alguien le fue a decir:
 
 
 
 
 
 
 
"Tu madre y tus hermanos están allá afuera y quieren verte".
 
 
Pero Él respondió:
 
 
 "Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica". 



Palabra del Señor.



Gloria a ti, Señor Jesús.
 



ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS



Dios todopoderoso, suplicamos humildemente a tu majestad que así como los dones ofrecidos en honor de san Pío manifiestan la gloria del poder divino, de la misma manera nos alcancen el fruto de tu salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.



ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Mt 28, 20)



Yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo, dice el Señor.



ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN



Te rogamos, Señor, que los sacramentos recibidos nos preparen para los gozos eternos, que ya mereció san Pío por administrarlos con fidelidad.
 
Por Jesucristo, nuestro Señor.
 
AMÉN.
 
 

No hay comentarios: