Semillas de Dios.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Orar con el Evangelio 16 09 2018 (Marcos 8, 27-35). Por la Cruz a la Gloria.


Mensaje del 25 de marzo de 2018 en Medjugorje.
"Queridos hijos, os invito a estar conmigo en oración, en este tiempo de gracia, cuando las tinieblas luchan contra la luz. 

Orad, hijos míos, confesaos y comenzad una vida nueva en la gracia. 

Decidíos por Dios y Él os guiará a la santidad, y la Cruz será para vosotros signo de victoria y de esperanza. 

Sentíos orgullosos de ser bautizados, y sed agradecidos en vuestro corazón, de ser parte del plan de Dios. 

Gracias por haber respondido a mi llamada".


"Orad, hijos míos, confesaos y comenzad una vida nueva en la gracia" (25 marzo 2018).

Feliz Domingo, día del Señor, para toda nuestra familia, nuestro grupo de oración en Internet.

1.- Vivir en la gracia o vivir en el pecado

Podemos vivir la vida con Dios o vivirla sin Dios. Con la Reina de la Paz o sin Ella. 

Podemos vivir en la gracia o vivir en el pecado. 

Nuestra Madre nos llama con amor, a que vivamos una vida nueva en la gracia. 

Si hemos pecado, podemos confesarnos y comenzar una vida nueva en la gracia.

2.- "La Cruz será para vosotros signo de victoria y de esperanza"

"Si alguno quiere venir en pos de Mí, que se niegue a sí mismo, tome su Cruz y me siga".

Nos lo dice Jesús en el Evangelio de hoy, y nos lo dice también nuestra Madre en su mensaje. El que abraza su Cruz encuentra la vida.

Todo aquel que escucha a la Reina de la Paz, tiene una gran Cruz, porque satanás le hará la guerra. Pero con Ella vencerá y alcanzará la vida eterna. Salvará a muchas almas junto con la suya propia.

3.- "Y vosotros, ¿quién decís que soy?"

Jesús, Tú eres nuestra vida, Tú eres nuestro amor. Tú eres el Hijo de María, Reina de la Paz. Tú eres el amor más grande y la luz más bella. Tú eres nuestra esperanza y nuestra gloria. Tú eres el que da sentido a nuestra vida. Tú nos has dado el regalo más grande que tenemos, nos has dado a tu Madre, la Reina de la Paz.


* Recomendación para hoy: 

Santifica este Domingo, día del Señor, dedicándolo sobre todo a vivir la Santa Misa y a estar en oración. 

Confiésate si lo necesitas. Recibe la Comunión con todo tu amor. Vive este día especialmente unido a la Reina de la Paz.

Un abrazo, muy querida familia. Os encomendamos de todo corazón y nos encomendamos a vuestra oración.

 Que la Reina de la Paz os bendiga a cada uno con su bendición maternal.



No hay comentarios: