Semillas de Dios.

jueves, 27 de septiembre de 2018

Orar con el Evangelio 28 09 2018 (Lucas 9, 18-22). Jesús, Tú estás vivo


Mensaje del 2 de julio de 2016 en Medjugorje
"Queridos hijos, mi presencia viva y real entre vosotros tiene que haceros felices debido al gran amor de mi Hijo. Él me envía entre vosotros para que con mi amor maternal os dé seguridad, para que comprendáis que el dolor y la alegría, el sufrimiento y el amor, hacen que vuestra alma viva intensamente; para invitaros nuevamente a glorificar el Corazón de Jesús, el corazón de la fe: la Eucaristía. Mi Hijo, día a día, a través de los siglos, retorna vivo en medio de vosotros, regresa a vosotros, aunque en verdad nunca os ha abandonado. Cuando uno de vosotros, mis hijos, regresa a Él, mi Corazón materno exulta de alegría. Por eso, hijos míos, regresad a la Eucaristía, a mi Hijo. El camino hacia mi Hijo es difícil, lleno de renuncias, pero al final está siempre la luz. Yo comprendo vuestros dolores y sufrimientos, y con amor maternal enjugo vuestras lágrimas. Confiad en mi Hijo, porque Él hará por vosotros lo que ni siquiera sabríais pedir. Vosotros, hijos míos, debéis preocuparos solo por el alma, porque ella es lo único que os pertenece en la tierra. Sucia o limpia, tendréis que presentarla ante el Padre Celestial. Recordad: la fe en el amor de mi Hijo siempre es recompensada. Os pido que oréis de manera especial por quienes mi Hijo ha llamado a vivir según Él y a amar a su rebaño. Os doy las gracias".


La Paz del Señor, José Luis Domínguez Pascual:

"También vosotros, con mi venida, habéis recibido dones y frutos en abundancia" (25 septiembre 2018).

1.- "Mi venida"

Gracias, dulce Reina de la Paz - por tu venida entre nosotros.
Gracias por cada aparición - por cada mensaje - por cada regalo tuyo.

Gracias, Madre querida - por estar siempre con nosotros.

Tu venida entre nosotros nos hace felices - nos llenas de amor. 

Tu venida entre nosotros - es una gracia única en la historia.


¿Cuándo habías estado tan cerca de nosotros? 

¿Cuándo habías cuidado - tan maternalmente - de cada uno de tus hijos?

¿Cuándo nos habías hablado - con tanta ternura - y tanta profundidad?


2.- "Dones y frutos en abundancia"

Madre bendita - cuántos dones y frutos nos has traído.
Cuántas personas han cambiado de vida - cuántas personas se han convertido.


Cuántos momentos preciosos de oración - cuántos encuentros inolvidables con tu Hijo, 
cuántos corazones sanados - cuántas almas salvadas,
cuántas vidas renovadas - cuántos rostros han recuperado la sonrisa.


Cuántas cruces ofrecidas - cuántos sufrimientos que darán mucho fruto,
cuántos sacrificios - cuántas renuncias,
que tienes guardadas en tu Corazón - y que nos agradeces inmensamente.

Cuántas cosas hemos visto ya...

... y sobre todo - cuánta gloria recibiremos en el Cielo.

Qué gloria tan grande tiene preparada tu Hijo - para los Apóstoles de tu amor.

Amén.



* Recomendación para hoy: 

Agradece hoy especialmente a nuestra Madre, por seguirse apareciendo cada día. Reza con mucho amor la hora de la aparición y entrega tu corazón a la Reina de la Paz.

Un abrazo, querida familia. Que la Reina de la Paz os bendiga a cada uno con su bendición maternal.

In Ea.


No hay comentarios: