Semillas de Dios.

jueves, 4 de octubre de 2018

***Esta es la dicha más grande: los brazos de mi Hijo que abrazan; Él, que ama al alma, Él, que se ha dado por vosotros y siempre y nuevamente se da en la Eucaristía; Él, que tiene palabras de vida eterna. Mensaje 2 octubre 2018.***


La Paz del Señor, José Luis Domínguez Pascual:

"Esta es la dicha más grande: los brazos de mi Hijo que abrazan; Él, que ama al alma, Él, que se ha dado por vosotros y siempre y nuevamente se da en la Eucaristía; Él, que tiene palabras de vida eterna" (2 octubre 2018).

1.- "Esta es la dicha más grande"

Nuestra Madre, te dice dónde está la felicidad, donde debes buscarla. Te lo dice con palabras llenas de ternura maternal, como acariciando tu corazón.

- La felicidad está en los brazos de Jesús que abrazan.
- La felicidad está en el amor de Jesús que ama tu alma.
- La felicidad está en la Eucaristía donde Jesús se ha dado por ti, y donde se te da siempre y de nuevo día a día, momento momento.
- La felicidad está en escuchar a Jesús, que tiene palabras de vida eterna.

2.- La oración hace milagros

Como tantas veces, las palabras de Jesús en el Evangelio, nos las dice también nuestra Madre, con un lenguaje tan fácil de comprender para nosotros.

Jesús nos dice: "Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre"…

… Y nuestra Madre nos dice: "La oración hace milagros en vosotros y a través de vosotros".

3.- Ora con esperanza

Tenemos la certeza, que el Señor y nuestra Madre nos escuchan.
Porque Jesús y María, nos han dicho claramente que la oración lo puede todo, y por eso nuestra oración tiene que estar siempre llena de esperanza. 


Pero dejemos que Ellos decidan la manera como nuestra oración tiene que dar fruto; sabemos que nos escuchan, pero el momento y los caminos por los que llegará, eso que hemos pedido, debemos dejarlo en las manos de nuestro Padre del Cielo.

* Recomendación para hoy: 

La Reina de la Paz nos ha dicho que Jesús es la alegría. Procura vivir hoy especialmente la alegría en tu corazón. Abre tu corazón al amor de Jesús, para que ese amor lo llene de alegría.

Os enviamos el boletín con todo nuestro amor. Os deseamos un viernes lleno de bendiciones y que al adorar la Cruz de Jesús su amor os abrace. 

Vivamos con amor también el ayuno de hoy.

Que la Reina de la Paz te bendiga con su bendición maternal.


No hay comentarios: